Más apellidos vascos

Los recientes productos audiovisuales que tienen al País Vasco y a sus tierras como territorio suponen un excelente reclamo turístico para quien esté pensando en realizar una escapada. Euskadi parece estar de moda en la televisión y en el cine, lo que es una genial noticia para esta zona, pues conocida es la capacidad que tienen las películas y las series para seducir al espectador.

Así, ‘Ocho apellidos vascos’ abrió una tendencia en la que todo lo referente a la cultura vasca quedaba visto como algo que estaba en boga y a lo que merecía la pena acercarse. Muchos han sido los turistas que, desde que vieron el film dirigido por Emilio Martínez Lázaro y protagonizado por Dani Rovira y Clara Lago, optaron por viajar al País Vasco para conocer de primera mano los escenarios naturales en los que se había desarrollado la grabación.

Muchos de los turistas que han llegado al norte en estos dos últimos años lo han hecho procedentes de Andalucía, una prueba más del influjo que tiene el cine en las personas (sobre todo, cuando la película ha sido promocionada hasta la saciedad y de una manera extremadamente insistente por Mediaset, grupo que dispone de un enorme talento para publicitar sus productos, al margen de que estos merezcan o no la pena ser consumidos).

Pero es que el filón promocional de la película ha sido aprovechado incluso por el Departamento de Desarrollo Económico del Ejecutivo del Partido Nacionalista Vasco (cuenta con Iñigo Urkullu como lehendakari), que ha llegado a implementar la acción promocional “Ocho destinos vascos”. Así, esta campaña fomenta el turismo por algunos de los escenarios por los que la película se desarrollaba, como son Zumaia o Guetaria. La belleza que caracteriza a todo el País Vasco ayuda a que el visitante no quede decepcionado con la estancia. Zarauz, la Rioja Alavesa, Bilbao o San Sebastián son otras de las zonas promocionadas a raíz de la campaña impulsada por el Gobierno autonómico.

De viaje a San Juan de Gaztelugatxe

San Juan de Gaztelugatxe, si buscamos su significado lo encontraremos como castillo de roca, traducido del euskera. Sin lugar a dudas, este precioso lugar se haya en la lista de imprescindibles que cualquier recomendaría visitar si se decide viajar al País Vasco.

San Juan de GaztelugatxeNo todo el mundo conoce este lugar bajo su nombre, pero se trata de una preciosa y también pequeña isla que se situada en la costa vizcaína. Su particular morfología en forma de cono le añade otro toque de singularidad teniendo en su punto más alto, la ermita en honor a Juan Bautista, de donde viene el nombre de la isla (San Juan).

Ya sólo conociendo algo de dónde y cómo es la isla entran unas ganas irrefrenables de acudir a visitarla, pero si además le añadimos que recorrerla es realmente una pequeña aventura adaptable a cualquier estilo, gusto o persona.

El acceso a esta isla, por supuesto no es un impedimento a la hora de visitarla. Ya que se encuentra unida a tierra firme mediante un puente que poco a poco se convierte en un camino en el que los peldaños dispuestos en zig-zag ayudan a alcanzar su cima y así poder disfrutar de las preciosas vistas. Donde podremos ver el agitar de las olas que chocan ferozmente contra la propia isla, lo que no puede hacer más que añadir una belleza increíble a este lugar.

En la ermita, se encuentra una campana sobre la que pesa una leyenda, y como todas ellas no se sabe si cierta o no es. Si se toca tres veces la campana y a su vez se pide un deseo, este se cumplirá. ¿Te vas a quedar con las ganas? Esta ermita no es la original, sino que debido al tiempo, a las batallas y a su uso, se ha tenido que ir reconstruyendo, lo que no le quita nada de su belleza natural, que junto al verde de la flora y el azul del mar, hacen que se trata de un lugar esplendido y maravilloso del que poder deleitarse.

Turismo en Biarritz

Biarritz es una pequeña ciudad que se sitúa al suroeste de Francia, cercana a los Pirineos Atlánticos. El País Vaco francés es afamado por sus hermosas playas, aguas con poderes terapéuticos, en donde los surferos les gusta disfrutar del mar con unas vistas y ambiente inigualables.

Cuenta además con numerosos restaurantes donde comer muy bien y sin que el bolsillo lo note, balnearios en los que poder relajarse, o si se prefiere un plan más alternativo con puestos de comida y tiendas de moda.

Sin duda Biarritz es un lugar donde no todo se encuentra dispuesto de forma armónica, sino que podemos encontrar una mezcla de todo tipo. Ya sea de tipos de restaurantes, tiendas, edificaciones como mansiones o simples apartamentos donde veranear. Esta simpática mezcla ofrece a Biarritz el carácter y el equilibrio que necesita para ser como ha sido hasta entonces. Un lugar dónde poder disfrutar de todo lo que se desee.Biarritz

Biarritz es un lugar muy elegido entre gente joven y surfera que se aventura a despreocuparse sobre sus magníficas olas y calurosos días de verano. Además este deporte, se encuentra muy vinculado a Biarritz, y se comenta que en las playas de Biarritz, fue donde comenzó ésta, ahora ya conocida práctica del surf. En playas como la playa Côte des Basques.

Sin duda si se decide visitar Biarritz, no debemos dejar atrás los siguientes puntos: La Roca de la Virgen, la playa Port Vieux, el Puerto de los Pescadores, su famoso mercado, su Playa Grande, Gare du Midi o la Capilla Imperial.

Hoy día es muy conocido como un buen destino de veraneo, en el que poder disfrutar de sus balnearios, playas de arena fina, olas que no dejan indiferente a cualquiera. El mismo lugar que hace años era conocido como pueblo ballenero, quien lo iba a decir.

Turismo en Vitoria

Para decidir visitar Vitoria no hace falta nada más que conocer lo que allí nos espera, su maravillosa gastronomía, sus amables habitantes, sus encantadores rincones… Todo ello hace que Vitoria se un destino ideal para conocer un poco más cada rincón del País Vasco.

Su majestuoso casco histórico fue nombrado Conjunto Monumental hace ya casi 20 año, en el año 1997, gracias a que conserva de una manera increíble su trazado medieval. Los edificios de la Almendra Medieval, gracias a sus rehabilitaciones también han conseguido  varios premios por parte de Europa Nostra.

Vitoria cuenta con el Museo Vasco de arte contemporáneo, que cuenta con una colección de manera permanente de gran consideración dentro del arte contemporáneo.

Sus palacios renacentistas, como el Palacio de Bendaña, el de Montehermoso o el de Escoriaza-Esquibel, entre otros. Son algunos de los mejores conservados, donde sus espectaculares patios interiores, salones de actos decorados por tapices flamencos o incluso con lugares reservados para exposiciones o eventos hacen que estos palacios memoria histórica y viva de la que poder disfrutar en Vitoria.

Su ruta enogastronómica, se basa en comida alavesa que se realiza con los productos de temporada. Donde se hacen resonar los caldos de Rioja o el Txakolí.

Y cómo olvidar mencionar su ruta romántica por calles como Eduardo Dato, la Casa de la Música, la Plaza del Arca o el Teatro Principal. Unos reclamos sinigual que dejarán a cualquier boquiabierto frente a la inmensidad de opciones que podemos encontrar en esta ruta romántica.

Si estabas dudando, aquí habrás encontrado algunas de las muchas razones que tiene Vitoria para que le visites. Además seguro que no sabías que fue proclamada como Capital Verde Europea ya en el año 2012. Que gracias a todos los esfuerzos y políticas medioambientales, te permitirán disfrutar de una ciudad que cuenta con más de 40m2 de zonas verdes por persona. Deja de pensar y visita Vitoria.

Turismo en Zarautz

Zarautz se encuentra ubicada en Gipuzkoa, y cuenta con todo tipo de atractivos turísticos. El casco histórico de Zarautz lleno de historia a lo largo de sus edificios y monumentos. Además es una de las zonas más animadas. En el casco histórico podemos destacar la iglesia de Santa María la Real o los conventos de los Padres Franciscanos y las Clarisas. En su casco urbano tiene para los turistas la torre gótica de Luzea o el Palacio de Narros. Además por sus calles encontramos casas como palacios, con calzada romana por alguna de sus calles, y todo esto cerca de la preciosa costa cantábrica.

Zarautz es muy visitado por surferos, ya que aparte de que este deporte se encuentre en auge, es que Zarautz tiene un oleaje envidiable por todos los amantes de este deporte, y por ello se acercan para disfrutar de su deporte favorito.

Respecto a su gastronomía destacan diferentes manjares; como por ejemplo los chipirones a lo Pelayo. El pescado y el marisco por todo el País Vasco y la zona cantábrica es ya un punto esencial de su gastronomía. Otros platos como la merluza Koxkera o el bacalao a la vizcaína.

El clima del que goza Zarautz condiciona unos cultivos de verdura también excepcionales, donde la calidad de todos sus productos es superior a los de otras localidades. También nos puede llamar mucho la atención su cuajada o mamia, un elaborado típico de la zona vasca. ¿Y con qué acompañar a las comidas? Pues porque no con un buen Txakoli, siendo el Txakoli de Zarautz con Denominación de Origen; gracias a los más de 100 hectáreas de viñedos de las que disfruta esa localidad.

Los paseos que podemos dar por su playa no nos dejaran indiferente, siendo la playa más larga de toda la provincia, con un paseo marítimo envidiable y tranquilo muy bien decorado y lleno de locales de ocio, restaurantes o tiendas donde conseguir algún recuerdo de nuestro viaje.

Lekeitio

Lequeitio o como se conoce en euskera y oficialmente; Lekeitio. Se encuentra en la provincia de Vizcaya, en el País Vasco. Lekeitio además pertenece a una comarca conocida como Lea Artibai.

Lekeitio además se encuentra ubicado de manera excepcional en el golfo de Vizcaya a orillas del Cantábrico, a penas a 55 kilómetros de Bilbao. Cuenta además con la ría del Lea, amplias playas y un paisaje envidiable.

Lo que si se considera un elemento envidiable de Lekeitio es el puerto, pequeño, lleno de barquitas de pesca llenas de color. También si decidimos madrugar podremos observar cómo llegan a puerto todos los grandes pesqueros y todo el proceso hasta llevar el género a la lonja. Pero desde luego que por la noche el puerto no tiene nada que perder; lleno de buenos restaurantes que se abastecen del género fresco de la lonja, todos ellos llenos de ambiente donde poder seguir disfrutando de la costa cantábrica.

Otros lugares en los que poder disfrutar de la gastronomía vasca es en los restaurantes que se encuentran ubicados por todo Lekeitio, en los que desde los bocatas caseros hasta los míticos pintxos te dejarán sin aliento.

Otra de las grandes atracciones de Lekeitio es el Faro, que se encuentra en una ubicación excepcional, en un acantilado del cabo de Santa Catalina, a una altura de 46 metros sobre el mar. Donde podemos disfrutar de unas vistas increíbles e irrepetibles. Otro lugar donde poder disfrutar de las vistas es en Tala, desde donde podremos ver la isla de San Nicolás y el rompeolas de Amandarri.

Lekeitio además tiene un casto histórico precioso, sobre todo en la zona de Gamarra Enparantza, lo que se usaba como mercado, sobre todo por gente marinera.

Una época maravillosa en la que acudir a conocer esta zona, es en verano; dónde el refrescante ambiente por la noche, tras un buen día de playa.

Turismo de Bilbao

Esta increíble ciudad, reúne lugares para todos los gustos, ya sea playa o montaña; los eternos rivales. Pero en este caso no es así. Ambos paisajes funden a Bilbao y le hacen ser y tener la preciosa imagen que se tiene de ella. El verde y el azul se encuentran en completa armonía con sus habitantes amables y dedicados.

Lo que poder visitar en Bilbao abre una amplia gama de opciones, pero que como requisitos esenciales le vamos a comentar unas pocas de ellas, para que de esta manera si no cuenta con el tiempo suficiente para embeberse en esta ciudad, si lo tenga para empaparse de su ambiente, su gente y sus lugares más emblemáticos.

Para quien sea amante del arte, no cabe duda de que está de suerte. Ya que cuenta con un museo de vanguardia como el Guggenheim. El cual expone una serie de obras o series permanentes y otras series de exposiciones temporales.

Las Siete Calles, se trata de uno de los barrios más afamados de Bilbao, lo que se conoce realmente como el casco viejo de la ciudad. Cercano al río, con gran comunicación de transporte ya sea en metro, autobús o tranvía. Lleno de mercadillos, tiendas, y bares en los que poder sentarse a disfrutar de sus pintxos.

La ría del Nervión. Ya sea de noche o de día, a nadie puede dejar indiferente unas vistas así. Además divide a la ciudad en dos y le confiere un carácter singular.

¿Forofo del fútbol? Pues tienes la ocasión perfecta de conocer el Estadio San Mamés.

El Museo de Bellas Artes de Bilbao es también un gran museo muy importante de España. Además recientemente ha sido reformado y expone en su exterior una famosa obra de Chillida.

Este es una pequeña parte de Bilbao pero que nos ayudará a conocer la ciudad y sentirnos uno más mientras recorremos sus calles u observamos las vistas que ofrece la ría.

Álava

Álava consta con un territorio en el que la naturaleza es su principal seña de identidad, topándonos a medida que recorremos toda su extensión con paisajes completamente distintos unos de otros, casi antagónicos entre ellos. Algunos tales como los colores rojizos de los viñedos, los verdes valles, las montañas de Aramaio, zonas de llanura,…

En Álava además se ha tenido especial cuidado en la conservación de su característico entorno, en el que la acción del hombre ha estado siempre restringida para poder preservar todo su territorio de la manera más natural posible. En el territorio de Álava contamos con hasta 20 espacios que se encuentran protegidos e incluso se han incluido en la Red Natura.

Lugares que hay que conocer, muchos. Algunos de ellos son los que mencionamos a continuación.

Por ejemplo el pantano de Landa, entre Ullibarri Ganboa y Landa, en el que podremos disfrutar de un relajante paseo en bici bordeando el pantano, con un recorrido superior a 55 kilómetros. Además nos podremos dar un baño en él; teniendo zonas de ocio repletas de comodidades.

La catedral de Santa María, en lo alto de una colina podremos disfrutar de un templo gótico que por fin ha sido reabierto al público.

El Parque de Salburua está muy cerca del centro de la ciudad de Vitoria, con una extensión de aproximadamente 10 kilómetros, como en el pantano de Landa, tienes la oportunidad de recorrerlo tanto a pie como en bicicleta. También es conocido como el anillo verde.

Otra zona verde y muy florida, es el Parque de la Florida, justo en el centro concentra muchas especies diferentes tanto de árboles como arbustos o flores.

Otra gran atracción turística es la Muralla, además si nos lo proponemos con antelación tendremos la oportunidad de visitar también la catedral. La duración de la visita es casi de una hora.

Estos, como ya hemos dicho son tan solo algunos ejemplos, ya que en esta zona podemos encontrar miles de rincones de los que poder enamorarse.

Irún

Irún es una localidad que se sitúa tan sólo a escasos 20 minutos de Biarritz y San Sebastián, y más o menos a una hora de distancia de Bilbao. Irún cuenta con una historia singular, rodeado de maravillosos y espectaculares paisajes.

Podemos acceder a Irún y cruzar a pie el Puente Internacional, que une dos culturas diferentes y que nos brinda la oportunidad de conocerlas. Pequeños recorridos del famoso camino de Santiago atraviesan la bonita tierra de Irún y podremos disfrutar de ellos si decidimos visitar Irún.

Irún cuenta con una extensa parte de campos, praderas, bosques e incluso playas y podremos fundirnos con estos lugares hospedándonos en las casas rurales que allí se encuentran. Como por ejemplo cerca de la Bahía de Txingudi, cerca de Hondarribia.

La gastronomía de Irún se esconde en cada uno de los rincones de esta ciudad, teniendo más de 1.000 establecimientos entre los que poder elegir. ¿A quién no le gusta comenzar el día con un buen café para coger fuerzas? También son muy tradicionales los chocolates que para los fanáticos del chocolate, sin duda será una perdición y siempre acompañado de dulces o bollería de la repostería tradicional de esta zona del País Vasco. Y a la hora de la comida, una buenísima elección es acudir a alguna de las barras de pintxos que hay por la ciudad.

Además en la noche de Irún también podremos disfrutar de esta ciudad de noche por alguna de las muchas bonitas terrazas que tiene para terminar un buen día de manera tranquila y relajada como el ‘Pub Street’.

Algunos rincones que un buen viajero debería conocer de Irún son por ejemplo la biblioteca Ikust-Alaia que se encuentra en el centro de Irún. Los hornos de Irugurutzeta, el precioso ayuntamiento de Irún, algo de lo que presume debido a que es verdaderamente increíble. El museo arqueológico Romano Oiasso, la cascada de Aitzondo o el Hospital antiguo.

Cómo visitar Bilbao en dos días

Pongámonos en la situación de llegar a Bilbao viernes por la tarde, el viaje nos ha dejado algo cansados pero siempre hay fuerzas para la noche. Queremos al día siguiente aprovechar el día pero también conocer la cuidad bilbaína. así que el mejor plan del que podemos disfrutar es de alguna cenita en cualquier bar o restaurante con buenas valoraciones para después ir paseando hacia la zona de copas aprovechando así para ver iluminado el museo de bellas artes de Bilbao; increíble. Sin duda para la noche del viernes la zona de las Pozas no desalentará a nadie.
El sábado por la mañana ya descansados y con anécdotas de la noche anterior, toca conocer un poco más Bilbao.
Comenzando por un paseo por la ría del Nervión  por donde se encuentran las Torres de Isozaki, y desde el puente tendremos una vista panorámica increíble de la cuidad. A un lado con todo el caso viejo, al otro lado el estadio de San Mamés por ejemplo. Ya partir de ahí, a andar se ha dicho. Lo que sin duda no podemos dejar sin ver es todo el casco viejo, la gran vía, el museo Guggenheim. Además si vamos andando por el recorrido de la Ría podremos llegar a las siete calles, uno de los barrios más llamativos. Donde para comer tenemos gran variedad de bares y restaurantes donde sin duda recomendamos probar los pintxos, típico de Bilbao. Para continuar la tarde cogiendo el metro podríamos llegar hasta Getxo.
En getxo podremos disfrutar de las playas bañadas por el mar Cantábrico, preciosos acantilados y calles llenas de magia y tan solo a 20 kilómetros del centro. Y lo que sin duda nos dejará sin palabras será el Puente Colgante que además se trata de patrimonio de la humanidad.
Después de un día tan completo es normal que estemos cansados pero si todavía tenemos ganas de juerga podemos animarnos a ir al casco viejo o a la zona de las siete calles y conocer un poquito más la noche bilbaína.
El domingo es día de viaje pero hay que aprovechar lo que podamos el resto de la estancia en Bilbao y desde aquí recomendamos poner a Bilbao a tus pies. Tan facil como subir al Monte Artxanda disfrutando así también del funicular y además podemos comer en bonitos restaurantes con terraza.
¿Te vas a perder esta preciosa ciudad?