Turismo en Vitoria

Para decidir visitar Vitoria no hace falta nada más que conocer lo que allí nos espera, su maravillosa gastronomía, sus amables habitantes, sus encantadores rincones… Todo ello hace que Vitoria se un destino ideal para conocer un poco más cada rincón del País Vasco.

Su majestuoso casco histórico fue nombrado Conjunto Monumental hace ya casi 20 año, en el año 1997, gracias a que conserva de una manera increíble su trazado medieval. Los edificios de la Almendra Medieval, gracias a sus rehabilitaciones también han conseguido  varios premios por parte de Europa Nostra.

Vitoria cuenta con el Museo Vasco de arte contemporáneo, que cuenta con una colección de manera permanente de gran consideración dentro del arte contemporáneo.

Sus palacios renacentistas, como el Palacio de Bendaña, el de Montehermoso o el de Escoriaza-Esquibel, entre otros. Son algunos de los mejores conservados, donde sus espectaculares patios interiores, salones de actos decorados por tapices flamencos o incluso con lugares reservados para exposiciones o eventos hacen que estos palacios memoria histórica y viva de la que poder disfrutar en Vitoria.

Su ruta enogastronómica, se basa en comida alavesa que se realiza con los productos de temporada. Donde se hacen resonar los caldos de Rioja o el Txakolí.

Y cómo olvidar mencionar su ruta romántica por calles como Eduardo Dato, la Casa de la Música, la Plaza del Arca o el Teatro Principal. Unos reclamos sinigual que dejarán a cualquier boquiabierto frente a la inmensidad de opciones que podemos encontrar en esta ruta romántica.

Si estabas dudando, aquí habrás encontrado algunas de las muchas razones que tiene Vitoria para que le visites. Además seguro que no sabías que fue proclamada como Capital Verde Europea ya en el año 2012. Que gracias a todos los esfuerzos y políticas medioambientales, te permitirán disfrutar de una ciudad que cuenta con más de 40m2 de zonas verdes por persona. Deja de pensar y visita Vitoria.

Turismo en Zarautz

Zarautz se encuentra ubicada en Gipuzkoa, y cuenta con todo tipo de atractivos turísticos. El casco histórico de Zarautz lleno de historia a lo largo de sus edificios y monumentos. Además es una de las zonas más animadas. En el casco histórico podemos destacar la iglesia de Santa María la Real o los conventos de los Padres Franciscanos y las Clarisas. En su casco urbano tiene para los turistas la torre gótica de Luzea o el Palacio de Narros. Además por sus calles encontramos casas como palacios, con calzada romana por alguna de sus calles, y todo esto cerca de la preciosa costa cantábrica.

Zarautz es muy visitado por surferos, ya que aparte de que este deporte se encuentre en auge, es que Zarautz tiene un oleaje envidiable por todos los amantes de este deporte, y por ello se acercan para disfrutar de su deporte favorito.

Respecto a su gastronomía destacan diferentes manjares; como por ejemplo los chipirones a lo Pelayo. El pescado y el marisco por todo el País Vasco y la zona cantábrica es ya un punto esencial de su gastronomía. Otros platos como la merluza Koxkera o el bacalao a la vizcaína.

El clima del que goza Zarautz condiciona unos cultivos de verdura también excepcionales, donde la calidad de todos sus productos es superior a los de otras localidades. También nos puede llamar mucho la atención su cuajada o mamia, un elaborado típico de la zona vasca. ¿Y con qué acompañar a las comidas? Pues porque no con un buen Txakoli, siendo el Txakoli de Zarautz con Denominación de Origen; gracias a los más de 100 hectáreas de viñedos de las que disfruta esa localidad.

Los paseos que podemos dar por su playa no nos dejaran indiferente, siendo la playa más larga de toda la provincia, con un paseo marítimo envidiable y tranquilo muy bien decorado y lleno de locales de ocio, restaurantes o tiendas donde conseguir algún recuerdo de nuestro viaje.

Lekeitio

Lequeitio o como se conoce en euskera y oficialmente; Lekeitio. Se encuentra en la provincia de Vizcaya, en el País Vasco. Lekeitio además pertenece a una comarca conocida como Lea Artibai.

Lekeitio además se encuentra ubicado de manera excepcional en el golfo de Vizcaya a orillas del Cantábrico, a penas a 55 kilómetros de Bilbao. Cuenta además con la ría del Lea, amplias playas y un paisaje envidiable.

Lo que si se considera un elemento envidiable de Lekeitio es el puerto, pequeño, lleno de barquitas de pesca llenas de color. También si decidimos madrugar podremos observar cómo llegan a puerto todos los grandes pesqueros y todo el proceso hasta llevar el género a la lonja. Pero desde luego que por la noche el puerto no tiene nada que perder, y es que cerrajeros Donostia trabaja allí para que el lugar siga lleno de buenos restaurantes que se abastecen del género fresco de la lonja, todos ellos llenos de ambiente donde poder seguir disfrutando de la costa cantábrica.

Otros lugares en los que poder disfrutar de la gastronomía vasca es en los restaurantes que se encuentran ubicados por todo Lekeitio, en los que desde los bocatas caseros hasta los míticos pintxos te dejarán sin aliento.

Otra de las grandes atracciones de Lekeitio es el Faro, que se encuentra en una ubicación excepcional, en un acantilado del cabo de Santa Catalina, a una altura de 46 metros sobre el mar. Donde podemos disfrutar de unas vistas increíbles e irrepetibles. Otro lugar donde poder disfrutar de las vistas es en Tala, desde donde podremos ver la isla de San Nicolás y el rompeolas de Amandarri.

Lekeitio además tiene un casto histórico precioso, sobre todo en la zona de Gamarra Enparantza, lo que se usaba como mercado, sobre todo por gente marinera.

Una época maravillosa en la que acudir a conocer esta zona, es en verano; dónde el refrescante ambiente por la noche, tras un buen día de playa.

Turismo de Bilbao

Esta increíble ciudad, reúne lugares para todos los gustos, ya sea playa o montaña; los eternos rivales. Pero en este caso no es así. Ambos paisajes funden a Bilbao y le hacen ser y tener la preciosa imagen que se tiene de ella. El verde y el azul se encuentran en completa armonía con sus habitantes amables y dedicados.

Lo que poder visitar en Bilbao abre una amplia gama de opciones, pero que como requisitos esenciales le vamos a comentar unas pocas de ellas, para que de esta manera si no cuenta con el tiempo suficiente para embeberse en esta ciudad, si lo tenga para empaparse de su ambiente, su gente y sus lugares más emblemáticos.

Para quien sea amante del arte, no cabe duda de que está de suerte. Ya que cuenta con un museo de vanguardia como el Guggenheim. El cual expone una serie de obras o series permanentes y otras series de exposiciones temporales.

Las Siete Calles, se trata de uno de los barrios más afamados de Bilbao, lo que se conoce realmente como el casco viejo de la ciudad. Cercano al río, con gran comunicación de transporte ya sea en metro, autobús o tranvía. Lleno de mercadillos, tiendas, y bares en los que poder sentarse a disfrutar de sus pintxos.

La ría del Nervión. Ya sea de noche o de día, a nadie puede dejar indiferente unas vistas así. Además divide a la ciudad en dos y le confiere un carácter singular.

¿Forofo del fútbol? Pues tienes la ocasión perfecta de conocer el Estadio San Mamés.

Que te quedas en la calle, pues te vas de pintxos y si ves que no te envalentonas para abrir la puerta, llamas a cerrajeros Bilbao, que ellos te lo hacen en un santiamén, y luego si quieres le invitas a unos chiquitos.

El Museo de Bellas Artes de Bilbao es también un gran museo muy importante de España. Además recientemente ha sido reformado y expone en su exterior una famosa obra de Chillida.

Este es una pequeña parte de Bilbao pero que nos ayudará a conocer la ciudad y sentirnos uno más mientras recorremos sus calles u observamos las vistas que ofrece la ría.