Peligran los pinos vascos por una amenazante invasión fúngica

Los hermosos pinos que adornan y fortalecen el turismo en el País vasco se encuentran bajo una latente y peligrosa amenaza actualmente la cual esta vilmente protagonizada por una especie de hongos que amenaza con aniquilar dichos arboles icónicos y dejar desprovisto al País Vasco de uno de los más importantes elementos del follaje y la flora de este territorio.

Ya esta amenaza es toda una realidad puesto que han comenzado a dilucidarse los primeros cambios de gran importancia dentro de los paisajes de Euskadi, los cuales ya no presentan el característico tono verde intenso alusivo a la vida y a la naturaleza, por el contrario, ahora bandas de color rojo se han apoderado de ciertas localizaciones claves del panorama, las cuales están formadas por grupos de pinos coalescentes infectados por la denominada enfermedad de la “banda roja” causada por tres tipos de agentes micóticos, es decir, hongos, que perturban la estética de todo el País Vasco y que puede afectar de manera notable la actividad turística en la zona.

Las cifras emitidas por los voceros de la máxima entidad gubernamental vasca informan que más de 30.000 hectáreas de pinos han sido notablemente afectados por dichos hongos, lo que representa cerca de un tercio total de la población de dicho árbol, cifras que son considerablemente alarmantes ya que no solo puede incidir en el turismo del País Vasco, sino que también afecta el ámbito forestal y el negocio maderero. Por lo mencionado anteriormente es evidente que esta patología micótica de banda roja que afecta a los pinos vasco puede tener la capacidad de afectar poderosamente la economía de Euskadi, por lo tanto, muchas personas oriundas y provenientes del País Vasco como el señor Carlos, gerente de Cerrajeros, se encuentran alarmados y preocupados por esta situación.

Para el personal de Fontaneros , el gobierno de Euskadi ha tomado la mejor medida posible la cual fue solicitar colaboración extranjera de expertos en biología y demás áreas de investigación científica a países como Canadá y Nueva Zelanda. Una de las primeras conclusiones a la cual han llegado los especialistas es que uno de los desencadenaste de este problema ha sido el peligroso y vertiginoso cambio climático que ha provocado un ambiente prospero para el desarrollo de este microorganismo que disfruta de las altas tasas de humedad.

Por suerte, ya se está trabajando en un remedio sanitario para la eliminación de estos temidos hongos que tienen la capacidad de destruir los pinos si se permite que continúen desarrollando la plaga por el follaje vascos. Sin embargo, estos microorganismos cada vez han demostrado ser más resistentes a tratamientos químicos fungicidas como se ha demostrado alrededor del mundo donde se han aislado esta especie de hongos con capacidad para resistir dichos tratamientos, por lo que se ha presentado una segunda y poco favorable solución la cual consiste en la tala del grupo de pinos afectados para ser posteriormente sustituidos por eucaliptos, no obstante esta opción no es del agrado de muchos pobladores de Euskadi quienes consideran que el pino es un elemento muy atractivo del paisaje del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *