Un paseo por La Rioja

Su silueta destaca entre los viñedos de la localidad alavesa de Elciego. Una silueta coronada por láminas sinuosas y coloridas fabricadas en acero y titanio. Un impresionante hotel diseñado por Frank Gehry, el mismo arquitecto que diseñó el Museo Guggenheim, y que lleva su personalísimo y distinguido sello en cada uno de sus rincones.

Este hotel es toda una obra de vanguardia para poder sumergirse en lo mejor de la tradición vitivinícola de La Rioja. Un destino diferente en el que relajarse y disfrutar de una estancia diferente y, sobre todo lujosa. Porque el lujo lo impregna todo, desde su magnífico aspecto exterior hasta la decoración interior, diseñada también por el propio Gehry.

Al igual que ocurre con sus muros y sus asimétricos tejados exteriores, lo que guardan en su interior es igual de hermoso y sorprendente. Una decoración moderna en las que se juega de manera magistral con colores, formas y materiales como el cuero, el mármol o las maderas nobles.

Evidentemente, sus 43 habitaciones, de las que 10 son suites, disponen de todos los avances tecnológicos con los que se pueda soñar, desde modernísimas televisiones al más avanzado sistema WiFi. Todo ello para conseguir que los huéspedes que en él se alojen vivan una experiencia única e inolvidable.

Por supuesto, no podía faltar en este hotel un restaurante en el que degustar lo mejor de la gastronomía de la zona y sus deliciosos caldos. Caldos de los que también se puede disfrutar en la vinoteca o, de una manera muy diferente, en tratamientos de belleza o de relax. Todo un mundo de sentidos al alcance de los clientes.

Un hotel para no salir de él, pero es imposible resistirse a la belleza de La Rioja y de sus extensos campos de viñedos. Por ello se ofrecen visitas guiadas por los principales puntos de interés de esta hermosa región.